La Fundación

Facetas

A lo largo de su vida, Norberto Odebrecht desarrolló las facetas de empresario, líder educador y ser humano. Habiéndose dedicado personal y profesionalmente a la formación de las generaciones futuras, dejó un legado inspirador para cientos de personas en Brasil y en todo el mundo. Vea, a continuación, las tres facetas que marcaron la vida de Norberto Odebrecht.

"Nuestro mayor activo es intangible y curiosamente no está en los balances: son personas educadas para servir - y para servir con alegría, nunca como un sacrificio".

Norberto Odebrecht

El Empresario

Norberto Odebrecht na plataforma OPL

Los fundamentos morales de Norberto Odebrecht para el empresariamiento se formaron cuando todavía era joven: de su madre, Hertha, heredó la disciplina. De su padre, Emilio, y de los capataces, la educación por el trabajo. De las caminatas junto al pastor luterano Otto Arnold, la certeza de que servir es más valioso que ser servido.

Fue en la ciudad de Salvador en la década de 1940, pautada por carencias de todo tipo en el sector de infraestructura, donde emerge la trayectoria empresarial de Norberto Odebrecht. Su primer desafío fue asumir los negocios de su padre, cuando todavía era estudiante de ingeniería en la Escuela Politécnica de la Universidad Federal de Bahía. Se asoció a dos jóvenes estudiantes de su universidad, Francisco Valladares y Otto Schaeppi, saldó las deudas acumuladas por su padre creando un pacto político con los banqueros, quienes renegociaron las deudas. También estableció un pacto económico con los Clientes, a quienes prometió productividad y plazos más cortos, y un pacto social, con los capataces. Ellos eran responsables de las obras que lideraban, sus “pequeñas empresas” y, a cambio, recibían parte de las ganancias. Así, no solo nació Norberto Odebrecht Constructora Ltda., sino también la figura de un empresario.

Luego de los pactos, florecían, una tras otra, nuevas obras en Bahía. El Foro Rui Barbosa, el Hotel da Bahia, el Círculo Obrero, el Astillero Fluvial de Ilha do Fogo, entre Juazeiro y Petrolina, son algunos ejemplos. Pero no eran obras como todas las demás en ese momento. Norberto Odebrecht innovaba en relación a lo que se consideraba la regla para la construcción civil en ese momento, donde se levantaba toda la estructura de hormigón y las paredes solo se iniciaban cuando la última losa estaba pronta. En su empresa, todo el trabajo se realizaba al mismo tiempo: cuando la primera losa estaba lista y los trabajadores comenzaban la segunda, se estaban levantando las paredes de ese mismo piso. De esa manera, se cumplían los plazos de manera eficiente, se reducían los costos y se ganaba en calidad. Todo para cumplir y respetar los deseos de quien más importaba en todo el proceso: el cliente.

Debido a la visión innovadora, a fines de la década de 1960, los negocios de la constructora se remontaron más allá del Nordeste, como por ejemplo, la construcción del Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro (Galeão) y en el exterior, con la creación de negocios en Perú, Chile, Angola, Ecuador, Argentina y Portugal. Visionario, Norberto Odebrecht se proyectó como un empresario adelantado a su tiempo. Al dedicar tiempo y experiencia a sus integrantes y descentralizar la toma de decisiones, formó no solo socios, sino personas preparadas para servir, y empresariar.

 

El líder educador

Norberto Odebrecht no PDE

Norberto Odebrecht siempre estimuló a sus integrantes a impulsar el desarrollo de sus liderados. Un incentivo que comenzaba con su propio ejemplo de vida, tanto de los valores recibidos en la educación familiar, como en aquellos perfeccionados en su vida profesional.“Un líder es, sobre todo, un educador, pensador, creador de equipos. Debe ser capaz de interpretar, comprender, practicar y guiar los deberes de la vida, expresados en la tesis de que todos los seres humanos, en todo el mundo, están llamados a participar en el esfuerzo de recuperar y mantener condiciones de vida saludables en la Tierra”, decía.

El cuidado en la formación de nuevas generaciones de líderes y la educación como medio fueron algunos de los principios, conceptos y criterios desarrollados por Norberto Odebrecht y establecidos en trabajos que dieron lugar a la Tecnología Empresarial Odebrecht (TEO).

De esta manera, se puede explicar por qué todos los integrantes del Grupo Odebrecht deberían practicar la educación por el trabajo, ejercer una delegación planificada, apoyar a sus liderados e identificar y capacitar a sus sucesores: estos valores y creencias complementan el arte de empresariar con el espíritu de servicio, generando riquezas, con ética, integridad y transparencia, para beneficiarios, comunidades, integrantes, inversores sociales y la sociedad.

Considerada uno de los mayores legados de Norberto Odebrecht, la TEO se convirtió no solo en la base de la cultura del Grupo Odebrecht, sino en una filosofía de vida que rompe las barreras empresariales al valorar las potencialidades del ser humano, como la disposición para servir, la capacidad y el deseo de evolucionar y de voluntad de superar resultados.

 

El ser humano

Inauguração do Nucleo Papuã no Baixo Sul da Bahia

Además de las facetas de empresario y líder educador, Norberto Odebrecht defendía el desarrollo del ser humano a partir de la generación de oportunidades. Con este fin, se dedicó, de diversas formas, a la parte social a lo largo de su vida, teniendo durante muchos años una fuerte aliada: la Hermana Dulce, canonizada en 2019 como Santa Dulce dos Pobres. Dulce, a quien llamaba cariñosamente como “mi maestra, mi profesional”, se convirtió en consejera y amiga del empresario en la década de 1940. Con ella, aprendió numerosas lecciones, principalmente la forma en que la Santa superaba las situaciones más desafiantes.

La primera obra que firmó el recién graduado ingeniero Norberto fue la sede del Círculo Obrero de Bahía, embrión de las Obras Sociales Hermana Dulce (Osid). Desde entonces, el empresario fue responsable de la construcción de varios edificios vinculados a las obras de Dulce, como el Centro Educacional Santo Antônio, que surgió como un orfanato y era uno de los principales sueños de la Santa. Norberto también ayudó a estructurar una tecnología de gestión que cumpliera con los objetivos de perpetuidad de las obras al ofrecer servicios gratuitos a la población.

En 1965, mientras todavía presidía la Constructora Norberto Odebrecht, el ingeniero dio otro paso en la búsqueda del ecuacionamiento de problemas originados en la estructura social y económica del país: cró la Fundación Odebrecht. A través de la institución, alentó la investigación y las acciones para mejorar la calidad de vida del trabajador brasileño y, posteriormente, se centró en capacitar al adolescente para la vida, a partir de la constatación de que es en esa etapa cuando se constituyen los valores que consolidan la formación del ser humano. A continuación, se focalizó en crear un modelo innovador de desarrollo territorial sostenible dirigido a los jóvenes del área rural: el PDCIS.

Incluso después de la muerte de Norberto Odebrecht, en julio de 2014, la institución continuó con el compromiso de mantener vivo su legado en la búsqueda de la construcción de una sociedad más armónica, responsable y con igualdad de oportunidades para todos, continuando las acciones del PDCIS en el Bajo Sur de Bahía y trabajando para que el Programa se transforme en un modelo autosostenible con capacidad de replicarse en otros contextos.

Newsletter
Recibe nuestras noticias:
¡Solo ingresa tu nombre y mejor correo electrónico!
preload
2018 - 2021. Fundação Norberto Odebrecht. Todos los derechos reservados.
Producido por: Click Interativo | Agencia Digital